Seminario “La variación gramatical: perspectivas discursivas y sociocognitivas”

IMG_2885

Xaqueline Iglesias Cano y Sara Pérez Rodríguez

Durante los días 17 y 18 de noviembre se celebró en la Universidad de La Laguna el seminario de especialización: “La variación gramatical: perspectivas discursivas y sociocognitivas” como una actividad informativa y de difusión de resultados de investigaciones que se llevan a cabo en el grupo de investigación lingüística CoSoLen.

Dado el carácter de especialización del seminario, la línea que se siguió fue la de la variación gramatical, como corresponde, aunque cada uno de los ponentes trató cuestiones propias y diferentes acerca del fenómeno. Lo cierto es que la gramática fue el eje central del seminario y, por consiguiente, el eje de cada una de las ponencias; cuestión lógica si tenemos en cuenta que esta disciplina constituye el esqueleto de nuestra lengua. Asimismo, el grupo de investigación se proponía presentar sus últimos resultados al respecto de las investigaciones realizadas.

Así pues, el investigador y miembro del grupo CoSoLen, Miguel Ángel Aijón Oliva expuso en una primera intervención, titulada: “El perfil interaccional del hablante a través de la elección sintáctica y discursiva”, las elecciones gramaticales y discursivas que realiza el hablante y que contribuyen a configurar su propia identidad en la interacción comunicativa. Partiendo de un corpus de lenguaje radiofónico, se comprueba que, dependiendo de las expectativas creadas por la situación comunicativa y del rol que asume cada participante en ella, hay una mayor o menor tendencia a la autoindexación, que da lugar a una orientación más o menos subjetiva del discurso. Además, dicha subjetividad puede matizarse por medio de la asunción de una determinada función sintáctica, como se observa en construcciones modalizadoras como “creo” (en que el hablante se autocodifica como sujeto) frente a “me parece” (en que lo hace como objeto, reduciendo su propia responsabilidad). A su vez, la formulación explícita de los pronombres de primera persona frente a su omisión, así como su colocación preverbal o posverbal en la cláusula, contribuyeron también a crear matices más específicos en el “continuum” entre la subjetividad y la objetividad discursivo-cognitiva.

Como fruto de algunos resultados obtenidos en trabajos de investigación, el profesor y lingüista Ramón González Ruiz de la Universidad de Navarra presentó una ponencia sobre las etiquetas discursivas que llevaba por título “Variación, cohesión textual y encapsuladores: patrones gramaticales y discursivos”. Tras una magnífica ponencia se dejó al descubierto que las etiquetas discursivas (EEDD) constituyen un tipo de sintagmas nominales fóricos con unas características particulares: se trata de anáforas (y catáforas) léxicas que “encapsulan” o comprimen el contenido de fragmentos textuales de naturaleza predicativa. Dado que las EEDD son sintagmas nominales, su uso implica la introducción de nuevos referentes en el texto con un significado propio, a través de los cuales se categoriza o conceptualiza, de una manera determinada, el fragmento discursivo comprimido. Esta propiedad convierte a las EEDD en importantes recursos de argumentación implícita, ya que son susceptibles de introducir por medios nominales valoraciones de diversa índole sobre el contenido de una o varias predicaciones incluidas en el texto. Por ello, no es de extrañar que haya una tupida bibliografía que recientemente ha prestado una notable atención a su funcionalidad argumentativo-persuasiva, en especial en géneros periodísticos y políticos. Además de dar cuenta de todo lo mencionado, en la conferencia se prestó atención a los patrones discursivos en que son productivas las EEDD, esto es, a las configuraciones del discurso a la hora de disponer los materiales informativos en que aparecen estos sintagmas nominales fóricos. Para ello, se presentaron, con ejemplos tomados de un corpus de editoriales, diferentes funciones informativas que pueden desempeñar las EEDD: transición...

Proyecto I+D "Cosolen"