¿”Deber” o “deber de”? Avances en un problema clásico de variación gramatical

Las construcciones modales ofrecen un campo de grandes posibilidades para el estudio de la variación morfosintáctica en español. Uno de los aspectos que mayor atención han recibido por parte de los lingüistas es la elección entre las formadas con el auxiliar deber: aquella en la que va seguido de un infinitivo (Los niños deben dormir bien) y aquella en la que entre ambos verbos se introduce la partícula de(Los niños deben de dormir bien). Es sabido que existe una notable variabilidad en el uso, que además se daba ya en el español medieval y áureo, hasta el punto de que se ha llegado a suponer que ambas variantes se encuentran en variación libre, esto es, que los hablantes las utilizan indistintamente y sin percibir diferencias de significado entre ellas.

A partir del siglo XVIII, las obras gramaticales de la Real Academia establecen una diferenciación normativa entre las dos construcciones, basándose en los usos aparentemente predominantes en épocas pretéritas. Debersin partícula posee un valor deóntico, de necesidad u obligación (Los niños deben dormir bien para crecer y estar fuertes), mientras que deber dees una construcción epistémica que expresa una hipótesis probable (Los niños deben de dormir bien, porque no se les oye en toda la noche). Esta distinción se repite en prácticamente todas las descripciones normativas hasta la actualidad, si bien se reconoce que el uso de la construcción sin partícula también está enormemente extendido en los contextos hipotéticos (Ana no debe estar en casa, porque no contesta), por lo que no parece que pueda considerarse incorrecto. En cambio, sí se censura claramente el uso deóntico de deber de: #No debes de interrumpirme cuando estoy hablando.

No obstante, ni la hipótesis sobre la variación libreni las distinciones taxativas que defiende la norma se corresponden en absoluto con la realidad del uso. Si analizamos la variación a partir de textos reales y considerando que toda forma conlleva la construcción de un significado, descubriremos que deberdeber deson elecciones que permiten matizar la modalidad enunciativa y que, además, se correlacionan con los distintos canales de comunicación y los grupos de hablantes. Todo ello refleja el principio general de que la variación no supone solo una distribución desigual de formas lingüísticas a través de los distintos grupos sociales y situaciones de comunicación, sino que se relaciona directamente con las distintas maneras de construir estilos sociocomunicativos (esto es, formas de significar) en las comunidades humanas.

En un análisis cuantitativo de los textos del corpus MEDIASA, se comprueba que la variante sin partícula es muy mayoritaria en el discurso de los medios (198 de 233 ejemplos, un 85%), lo que por sí mismo sugiere una diferente evaluación psicosocial de cada una de ellas. Tal percepción se confirma si añadimos que, de los 35 casos de deber de, 29 (un 82.9%) ocurren en textos radiofónicos, mientras que la presencia de esta variante en la prensa es exigua y aparece limitada a hablantes que no son profesionales de los medios, como los políticos que realizan declaraciones o los ciudadanos anónimos que envían cartas al director. Otro dato interesante es que deber denunca se usa claramente en los contextos modales epistémicos que supuestamente le corresponden, sino en enunciados de orientación deóntica. No obstante, hay ejemplos ambiguos como el siguiente, que nos ponen sobre la pista de lo que vamos a comprobar: el hecho de que, en realidad, un contexto no es ni deóntico ni epistémico de por sí, sino que ello se deduce de las propias elecciones lingüísticas realizadas, incluyendo la variación entre deberdeber de, pero también otros elementos modalizadores como el tiempo verbal (en este caso, condicional), la presencia de marcadores como a mí me da, etc.

(1)        bueno pues a ver si: tienes suerte: / que a mí me da: / que: / YA os deberíais de saberla letra de sus cancione:s / no me hagáis lo de aye:r /...

Miguel Ángel Aijón Oliva
  • « Página anterior
  •